Gracias a Beatriz Salas, por darle voz a uno de mis escritos...

martes, 29 de diciembre de 2015

En los cajones del recuerdo.



He sentido frío en estos días..
de esos fríos que se cuelan por la espalda
y congelan el alma.
Así que busqué, en el cajón de los recuerdos,
la bufanda que me tejiste de susurros
y no la encontré...
Entonces busqué tu voz entre el ruido
y solo hallé tu silencio.
Busqué como una loca
tus ojos en las miradas de extraños
y solo encontré el reflejo
de mis llorosas pupilas. 
Busqué tu aroma en mi ropa
y tus sonoras carcajadas 
en los rincones de la casa
y la descubrí deshabitada de ti.
Así que salí a la calle...
extendiendo mi búsqueda.
Te busqué entre la gente y su bullicio;
y solo me topé con tu ausencia agigantada...
Te busco sin éxito entre mis sábanas
hurgando entre mis sueños 
y en los cajones del recuerdo...
Vicky Arizpe B. (Sayuri)  ©

martes, 26 de mayo de 2015

Felicidad ignorada.



Hubo días en el pasado
en que nuestras miradas eran esquivas...
en que tu frialdad
sepultaba bajo el silencio las sonrisas moribundas... 
y mi orgullo colocaba una densa loza
lapidando las palabras que se asfixiaban en el mutismo; 
junto con los sueños...
y así... como fantasmas, deambulabamos entre las mismas paredes
mudos y ciegos ante el otro.
Hasta que un breve roce, 
un leve tacto nos hacía
buscar en lo profundo de las pupilas... 
y una sonrisa emergía resucitada; ¡renacida! 
trayendo de la mano a un abrazo...
abrazo que abría el portal de las maravillas,
donde entrábamos a llenarnos de dulces besos...
besos, que alimentaban palabras...
palabras, que sacudían ideas 
y que desvelaban a la noche 
con interminables charlas...
charlas, que reencontraban las risas perdidas... 
y éstas brotaban, invadiendo las paredes de la habitación 
y dejando la casa vibrante y cantarina...
hasta un nuevo silencio. 
Días del pasado tan llenos de melancolía;
días del hoy, tan plagados de añoranza de ese ayer...
extraño ese pasado... 
esos días tan llenos de muertes y resurrecciones;
de silencios y risas reinventadas;
esos días donde éramos felices y simplemente... 
no lo sabíamos...

Vicky Arizpe B. ©  Sayuri73 Emoticono heart


viernes, 24 de abril de 2015

Ironía



Que bueno que has marchado... 
pues en verdad odiaba tu risa sonora
que rompía mis silencios 
y que agitaba hasta el viento. 
Es genial que te hayas ido... 
pues me cansaba tu sonrisa traviesa 
y detestaba el hoyuelo que aparecía
en tu mejilla izquierda 
cuando me sonreías. 
Es bueno... realmente grato
que no estés conmigo... 
así, tus brazos no me abrigan de noche
en este sofocante verano
Es perfecto que ya no deambules en mis sueños
que ya no retumbe tu voz en la habitación
que no me persiga tu mirada
que no tenga tu aroma en mi almohada....
En realidad no te extraño
pues siempre odie tu rara forma 
de callar un te quiero.
Vicky Arizpe B. © Sayuri 

viernes, 6 de febrero de 2015

Sabor de adiós.


No dijo nada... 
no fue necesario.
Sus manos huían del contacto de las mías... 
su mirada se volvió distante:
en sus pupilas ya no se reflejaba mi imagen. 
No dijo nada...
el silencio se encargo de enviarme el mensaje
que sus labios no se atrevieron a pronunciar
No dijo adiós,
no hubo lágrimas
ni abrazos fríos
pero su beso... 
sus labios...
tenían el amargo sabor de la despedida.

©Vicky Arizpe B. (Sayuri)

miércoles, 15 de octubre de 2014

Anticipando caricias.


Basta una sola mirada tuya ...
 reflejándose en mis ojos
para que mi cuerpo sienta esa descarga eléctrica
que produces con tu magia...
Basta sentir tu aliento cerca y tus susurros...
dulces acordes en mi oído;
para que mi piel se agite... 
anticipando tus caricias.
Y te acercas sonriendo, 
con esa mirada de niño travieso
diciendo mi nombre,
 diciendo "te quiero"
y mi boca busca tus labios, 
desesperada por comerte a besos
tus dedos agitados empiezan a explorar
y a conquistar nuevamente...
 el terreno ya ganado de mi cuerpo.
Las ropas se desvanecen entre caricias sutiles
y tu piel se vuelve una extensión mía....
hudiéndote en mi ... llenándome por dentro
cuerpos danzando cadenciosamente
 al mismo ritmo
acompasados, 
siguiendo la armonía de ligeros quejidos
masas de carne entrelazadas colmándose de caricias
incendiando los sentidos...
llegando al cielo
y después a la calma..
 recuperando el aliento
envueltos en tu aroma marino 
y mi perfume de mandarinas....
y nuevamente basta tu mirada y verme reflejada en ella
para sonreír, para decir te quiero mil veces
y dormir a tu cuerpo abrazada.

©Vicky Arizpe B. (sayuri) 

martes, 14 de octubre de 2014

Ensoñaciones


Anoche, 
mientras Morfeo le coqueteaba a mis párpados;
un viento entró por mi ventana susurrándome tu nombre...
en él sentí tu aliento,
 y el suave roce de tus labios en mi oreja
 tus manos de aire se metieron entre mis sábanas.
Cerré los ojos y fingí dormir...
para en esa ensoñación probar el deleite
de tus amores clandestinos
para sentir el delirio de tu lengua
 deslizándose por mi cuello
y de tus dedos expertos,
recorriendo con maestría todo mi cuerpo
penetrando uno a uno
el umbral de los misterios...
y tu piel de fantasma, 
tu piel hecha de deseos
me cubrió por completo 
Y así, nuevamente....
entre ensoñaciones,
con esta locura en el cuerpo
mientras el anhelo de ti marcaba mis carnes
y fecun
daba mis sueños de suspiros;
tu recuerdo se hizo presente, 
mi piel recibió tu tormenta
y mis huellas dactilares
se bautizaron en tu nombre...

©Vicky Arizpe B. (Sayuri) 

Tal cual



Y héme aquí...
totalmente transparente,
desnudando el alma;

mostrándome tal cual soy,
para que veas dentro de mi 
y descubras que no miento
al decirte que te quiero. 
Estoy aquí, como nunca en mi vida:
vulnerable y entregada;
temblando ante las dudas 
de lo que tú puedes sentir... 
pero aventurándome a ganar o perder, 
sin calcular 
sin medir...
apostando el todo. 
Aquí me encuentro, 
corriendo el riesgo
de amarte con todo el ser... 
de venerarte en la piel
y de llevarte en el alma;
de que te conviertas en tinta indeleble
en tatuaje en el miocardio...
esperando de tus labios decir que sientes lo mismo
pero también expuesta a tu rechazo
y que te conviertas solo en un sueño
o te pierdas en el olvido....

© Vicky Arizpe B. (Sayuri)