martes, 3 de diciembre de 2013

Te libero.



Te libero de mi loco afán de protegerte y defenderte ante todos,
de mis excesivos mimos dulces que te asfixiaban...
Te libero de mi tonto interés de saber cada día mas de ti;
de los saludos de buenos días
de los abrazos vespertinos
y de los besos de buenas noches...
de mis oraciones bendiciéndote
y de mis sueños abrazada y aferrada a ti. 
Te libero... de mi absurda manía de tocarte,
de decirte te amo en cada instante
tanto... que desgaste la frase.
Te dejo libre de mi costumbre de preguntar
¿cómo estas? ¿qué te hace falta? ¿qué necesitas?
libre de mis inseguridades que me hacían complacerte,
libre de mis miedos
y de mis pequeñas dudas que te hacían rabiar...
Estás libre por fin... de mis bromas tontas,
de mi risa escandalosamente sonora a todas horas;
libre de mi mirada que absorta te contemplaba.
Te libero de mis silencios...
esos,cuando tus pupilas se clavaban en mi 
y me dejabas sin palabras...
libre de mis lágrimas infantiles cuando tu indiferencia me hería
y de mis palabras "rebuscadas" para hablar de nuestras fallas...
Te dejo libre de mi...
de mis ratos de mal humor, de mi simpleza, 
de mis días grises de melancolía...
libre al fin, de mi gran amor por ti.
Te libero... porque al liberarte a ti 
me libero también yo
de la dolorosa necesidad de necesitarte, 
de esta locura de ignorar a la razón, 
de este inmenso cariño que me tenía
voluntariamente presa a ti...
con mis alas amarradas a tus pies. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©

lunes, 25 de noviembre de 2013

Impacto provocado.


Me equivoqué... lo reconozco!...
 el impacto fue provocado...
deliberadamente calculado e ignorado...
Me falló la sensatez, 
Me abandonó la mesura,
Me invadió la imprudencia...
Me coloqué tras el volante de mis propias emociones... 
y como conductor suicida aceleré... 
aceleré sin pensar en las consecuencias...
con la mente obnubilada por la luz de una mirada.
Hundí el pie en la negligencia
 y me dejé envolver de la adrenalina del riesgo...
 sin respirar la calma...
 inhalando su embriagante aroma...
intoxicante esencia que se quedo impregnada en mis sentidos...
Aceleré... aceleré a pesar de ver luces ámbar que me prevenían...
 ignorando las señales que me advertían del peligro...
de los riesgos... de los daños... 
apure el paso a pesar de los signos de alerta...
yo, decidí correr... y corrí!
Corrí en pos de mi propio desastre con una sonrisa en los labios 
y con un nombre girando en mi mente ... 
hundí el pie en la impulsividad...
 no pensé, no calculé... 
solo me deje envolver en el vertiginoso contacto de su piel... 
me deje aturdir por el vaivén de sus caricias... 
por el calor abrasante de su lengua y de sus besos...
  el choque... fue inevitable! ...
 el impacto fue brutal
y las consecuencias...lamentables. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©

martes, 29 de octubre de 2013

Del cielo al infierno


Voy inmersa en el oleaje de tus emociones,
atada voluntariamente en el vaivén de tus sensaciones;
tocando contigo... y por ti
el abismo de tus tristezas
y besando el fondo de tus frustraciones;
para remontar nuevamente el vuelo
hasta la cúspide de tus alegrías.
Abrazada a tu cuerpo, 
flotando en tu risa sonora
que adorna tus días de luz
y cayendo nuevamente al vacío de tus silencios
arrastrando contigo las cadenas
de tus días de sombras...
cargando tu cruz,
luchando con tus demonios.
Mi alma es tan frágil como la tuya,
desgastada en esta oscilación constante
del cielo al infierno en segundos...
de la oscuridad a la luz en un "te quiero"
del purgatorio al edén en cada te amo.
Me desprendo de una parte de mi 
en cada caída...
pierdo plumaje en cada vuelo 
y me encoje la apatía, 
me mata el silencio...
y me renace el alma como ave fénix
en cada beso.

Vicky Arizpe B. ©

sábado, 19 de octubre de 2013

Mío.


Lo siento tan mío...
y sin embargo, no soy su dueña;
¡ni quiero serlo!
No deseo ser su vida
solamente pretendo viajar a su lado 
por el tiempo que el azar decida;
capturar la eternidad de un segundo
 la magia de su mirada en un día, 
quiero absorber el sonido de sus risas
y suturar sus heridas...

Lo siento tan mío...
y sin embargo, no soy su amo; 
lo siento mío... tan mío, 
porque lo ata libremente su cariño
porque lo atrapo tras mis párpados
y lo veo al cerrar mis ojos; 
lo siento tan mío...
porque llevo el recuerdo de sus besos 
encadenados en la piel; 
mío... porque día a día
con sus palabras consuela
y con sus acciones se entrega. 

Lo siento tan mío... y ¡es tan mío!
que lo afirmo como verdad absoluta,
que me vibra en los labios su nombre...
y me enciende el alma al llamarlo "Mío"
Mío, no por conquista o posesión, 
mío porque es parte de mi vida,
como mis sueños y mis locos desvaríos,
como mis versos y mis suspiros...
mío porque es parte de mi ser
al igual que mis sonrisas. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©

lunes, 14 de octubre de 2013

Crimen perfecto.



Cientos de noches planeando 
como desaparecer tu recuerdo...
miles de planes fallidos, 
ocasos y amaneceres, 
dichosa o penosamente 
herida de muerte; 
con el amor clavado en el costado
con la imagen de tu piel morena
dibujada en mis pupilas.
Nuevamente... confabulando con la noche,
de cómplice y consejero un vaso de tequila
y la misma canción sonando repetida; 
acordes de fondo 
para mi tendencia homicida. 
Nuevamente... haciendo planes 
para erradicar la añoranza; 
dándole besos de cianuro a tu fantasma
apuñalando con reproches 
a tu ausencia. 
Hoy, me he vuelvo la perfecta criminal;
los diarios de mañana nada dirán 
de la tonta enamorada
que por fin asesino tu recuerdo
con el filo de la razón tardía .

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©


miércoles, 9 de octubre de 2013

Nota póstuma.


No se culpe a nadie... 
de mi muerte en vida; 
no hay cómplices, ni victimario
esto fue un suicidio. 
Yo le dí las armas para destruirme,
le regalé mis debilidades, 
le informé de mis culpas 
y me atormentó en mis errores. 
Yo le entregué el poder 
como daga pulida...
le mostré todas mis heridas
y gustosa toleré el martirio.
La confianza y la fe ciega 
que le entregue
tejieron poco a poco 
la fuerte soga que me puse al cuello.
Que no se culpe a nadie...
por saltar del banquillo 
de una torpe ilusión...
Que no se culpe a nadie... 
por mi terrible caída 
en el vacío de la realidad.

Vicky Arizpe B. (Sayuri) 

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Entre sombras.


Cuando la soledad aprieta...
cuando la nostalgia quema
e incinera la fugaz alegría;
cuando consume hasta las lágrimas 
no derramadas...
Cuando la apatía asfixia
y la melancolía es tan densa 
que podría cortarse con el filo de tu ausencia.
Cuando el día muere
y la noche cae...
cuando todo queda en penumbras
y las sombras martirizan
recorro las calles oscuras de mi memoria
vagando entre las añoranzas
de un pasado derruido
franqueando las ruinas
de mis sueños derrumbados
y en medio del caos y la desolación
encuentro la luz tenue de tu recuerdo
luz a la cual me aferro
en esta oscuridad que atormenta
en este vacío que abruma.

Vicky Arizpe B. (Sayuri)

sábado, 14 de septiembre de 2013

Abrazada a un te amo.




Le robé el brillo a tu mirada 
para pintar de esperanza 
mi noche sin estrellas. 
Me envolví en tu abrazo 
para vencer al insomnio
para anclarme en tu ser...
y amanecí naufragando 
en el mar de tu piel.
Anegada de sensaciones, 
abrazada a un te amo
que escapó de tus labios...

Un te amo
 que me mantiene a flote 
en esta marejada de emociones
en el pleamar de mi sentir; 
en este mar profundo y agitado
de mis propios miedos. 

Vicky Arizpe B. ( Sayuri ) 

jueves, 12 de septiembre de 2013

Martha


Ella es... 
el alivio siempre pronto, 
mi remanso de paz en medio de las tormentas, 
la mano fuerte que me levanta 
en todas y cada una de mis derrotas
y la risa sonora que festeja mis tonterías.

Ella es... 
mi punto de apoyo
mi fuerza renacida
mi conciencia que escucha sin reproches,
que aconseja con paciencia
que sonríe complacida ante mi felicidad. 

Testigo y cómplice de mis éxitos,
cronista y co-protagonista de esta historia de mi vida
desde el primer amor 
hasta la ultima locura.

Ella es... 
la voz que llena de aliento mis días
el abrazo que consuela ...
las manos que limpian lágrimas
y curan heridas, 
el corazón que late a mi par
el cariño que tolera mis manías. 

Mi compañera y a la vez mi guía 
mi reparadora de sueños
mi zurcidora de alas rotas

Ella es... 
simplemente... 
mi bendición 
mi fuerza
mi hermana
mi amiga.

Vicky Arizpe B. (Sayuri) 

domingo, 8 de septiembre de 2013

Transmutación.



Sigo persiguiendo sueños...
 atrapando fantasías, 
con la delicada red
de la caricia palpitante
que dejaste en mi piel
y el recuerdo de un beso...
Tu beso, que entre mis labios
ha mutado en voz
voz silente que grita un te quiero,
voz que reza
repitiendo como mantra
las letras de tu nombre
invocando tu presencia.
Mi voz... que se ha convertido en suspiro
volátil, libre...
Suspiro persiguiendo la esperanza
de un futuro entre tus brazos,
de mi piel entre tus dedos,
de un dormir en tus pupilas,
de un perecer en tu cuerpo...
y resucitar de nuevo 
en otro beso. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) 

sábado, 31 de agosto de 2013

Inundada



Aquí estoy escribiéndote cartas 
misivas  que nuevamente no serán entregadas
que debido a mis miedos terminaran en un baúl
o por mi orgullo reducidas a cenizas... 
aquí estoy escribiendo cartas solo para drenar  el alma
para decirme a mi misma que me siento : Inundada.... 

que justamente así me siento:

 inmersa y flotando
 entre mis emociones incontrolables; 
sentimientos no esperados, sensaciones no planeadas
que ironía:  yo ... la que con desprecio me burlaba de todo,
la que juró nunca más sentirse vulnerable, 
yo... la fuerte, la altiva, creyéndome inmune a ti...
inmune a todo sentir. 
Yo no pedí que esto pasara y a ciencia cierta no sé en que momento llegó
no marque en la agenda el día que empezó. 
Sólo sé que llegó contigo....
Que junto a ti, este sentimiento fue sutilmente colándose
por las fisuras minúsculas de el acorazado 
con el que protegía mi alma...
que junto a ti fue filtrándose suavemente 
como persistente humedad; 
casi imperceptible, difícil de notar
trabajando de incógnito día a día...
avanzando a pasos temerosos, conquistándo mis pensamientos; 
tan insistentemente delicado que se abrió camino lentamente 
y cuando mi razón se percató de esta invasión...
ya no existían fisuras en el corazón coraza!
la humedad de ti había transformado esas fisuras en grietas
a través de las cuales pasaste...
ya no tranquilo y silencioso; 
sino con la fuerza intempestiva de un huracán... 
magnifico e intenso como mar bravío
inundándome de emociones...
de estas gratas emociones que aún no se definir; 
de estas emociones que no encuentro una palabra
 con la cual llamarlas.
Así que aquí estoy, 
aprendiendo a nadar en este mar en calma de tu voz
aquí estoy, 
entre las aguas intensas de tu mirada profunda...
aquí estoy
siempre envuelta en la humedad de tus besos tibios
inundando mis pensamientos...
pensamientos que me revolotean
y me hacen escribir cartas... 
que posiblemente no entregue. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) 

sábado, 17 de agosto de 2013

Ventilando el alma.


Cuando él se marchó
cerré tras su partida el corazón
sellé ventanas para que ninguna ilusión se colara,
corrí una pesada puerta 
y coloqué de aldaba su recuerdo...
El estúpido y enfermizo recuerdo
de un amor nonato
de una mentira fabricada...
de mi propio ideal que le zurcí y
con el cual... vestí a su fantasma.
Fantasma que rondaba por las noches
que besaba en los sueños
y que enamoraba a la melancolía;
le dí la espalda al presente,
me aferré a un pasado... que nunca pasó...
De pronto, ante esta nostalgia asfixiante
fue necesario retirar postigos
recorrer ventanas...
¡Abrir puertas!
 ¡Ventilar el alma!
Y en el segundo que abrí el corazón
una ráfaga de suspiros se coló 
hasta el fondo de mi ser...
Un soplo de alegría sacudió
todas las nostalgias de pasado;
un rayo de sol iluminó nuevamente mi sonrisa.
Y un aire de verdad...
disipó, al fin, su fantasma....

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©

lunes, 12 de agosto de 2013

Dibujando el sol.


No quiero mas escalas grises
en el cielo que me cubre las mañanas
me canse de días nublados 
y de calor a medias... 
Yo anhelo dibujar el sol 
pintar un arco-iris 
 y llenar mis lienzos de colorido. 
No deseo mas limosnas,
ni migajas de cariño...
no ansío esperar por los retazos
de un amor agonizante; 
ni domingos de rezos y silencios.
Me he cansado de medir y limitar
ya no quiero mas "riesgos controlados"
me he hartado de prudencia,
me he hastiado de la falsa decencia,
de los demás y sus reglas. 
Ambiciono sentirme en un sin sentido: 
 que me abrace la locura
que abandone la sensatez, 
 fugarme del mundo
en la eternidad de un segundo...
quiero dibujar el sol
reconquistar mi sonrisa. 

Vicky Arizpe B.(Sayuri) ©

jueves, 1 de agosto de 2013

Ruido.



Dicen que abrazo una causa perdida,
que lucho una batalla 
de la cual solo saldré mal herida. 
Dicen que corro en pos de mi propia muerte,
que gustosa cabo la tumba
de lo que fue mi alegría. 
Dicen que soy tan ingenua,
que me alimento de mentiras;
que solo son espejismos
teatro de sombras que caerá
con la luz de un nuevo día. 
Dicen que en este juego
llevas la carta escondida; 
que tus caricias arañaran mi alma
que me dejaras vencida.
Dicen que me convertiré pronto en olvido
que seré la nada...
que seré el hastío.
Dicen y dicen tantas cosas...
voces...
palabras....
ruido!!!
Tanto ruido que aturde y ensordece
ruido lejano
que enmudece
con la voz de tus sonrisas. 

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©


martes, 30 de julio de 2013

Sin palabras



Mil palabras revolotean en mi  mente
cientos de frases besan mis labios 
y huyen en el viento convertidos en sonidos; 
las letras se amotinan en mis dedos 
y toman el control de mis versos. 
Siempre ellas... las palabras
emergen a borbotones de mi ser
fluyendo cuantiosas como río salvaje
sin encontrar la calma.
Solo ante su sonrisa
mis voces enmudecen
el silencio me abraza y abriga
y la paz se instala en esta mente inquieta
el sentimiento supera el límite de las palabras
y las ahoga... 
las duerme...
 las acalla.  
Ante su mirada no me alcanzan los vocablos
no logro encontrar las frases adecuadas
para expresar lo que siento;
no se precisar la felicidad en letras,
como tampoco se medir la gloria en abrazos.
Las letras ya no me alcanzan...
en la terrible impotencia 
de no saber que palabra describe lo indefinible; 
y me quedo muda
absorta en pensamientos
hablando por miradas
que se reflejan plácidamente 
en las pupilas de sus ojos claros.

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©


sábado, 27 de julio de 2013

Liberación.


Estuvo presa indefinidamente...
entre los barrotes de un recuerdo inventado
luchando contra un tiempo renegado 
que se negaba a permanecer
en el pasado.
Estuvo condenada en la cárcel 
de un te quiero anhelado;
alimentándose de los residuos
de un beso añejado.
Presa de sueños evaporados
de tardes perdidas
de noches sin caricias y sin versos
de ausencias y expectativas fallidas. 
Oculta, encubierta...
en escondites repletos de sus propios demonios
abarrotados de sus segundos muertos.
Cautiva de un espejismo que se desvaneció
  ante la sonrisa diáfana de una nueva verdad, 
ante el abrazo cálido de la realidad, 
ante la confesión escrita en el café  de unas pupilas. 
Tierna mirada liberadora... 
tan fuerte,
tan poderosa,
que derrumbó los muros de su absurda fantasía
férrea guerrera rescatándola de su autoimpuesta condena

Vicky Arizpe B. (Sayuri) ©

jueves, 4 de julio de 2013

Apariciones.


Te sentí llegar junto con las primeras gotas
en esta noche lluviosa...
te colaste por una rendija en la ventana
sin darme oportunidad de cortar tu paso. 
Tu aparición lleno el corredor de luz
y descendiste las escaleras
al compás de mi respiración agitada
que te sentía  cada vez mas cercano. 
Los muros de mi habitación te saben dentro
tan dentro como de mi memoria...
  tu mudo fantasma sin canto,
sin voz...
con ávidas caricias de viento
se sienta a mi lado...
es muy tarde para impedir tu arribo. 
Tu lengua de aire se desliza fugazmente 
detrás de mi oído
y susurra ....te necesito
una oleada de calidez 
una descarga eléctrica 
recorren mi piel 
 siento tus besos de fuego consumiéndome
tus dedos hurgando pliegues
y trazando rutas en mi cuerpo. 
mis sensaciones abrazando a la nada
amando a un fantasma
soñando....
en esta noche lluviosa..
sin luna,
sin viento,
sin voces 
sin besos
sin ti...

Vicky Arizpe B. (Sayuri)